Pese a las multitudinarias protestas realizadas en toda la provincia, y los pronósticos críticos de escurrimiento en los ríos de Mendoza, este martes, comenzaron en Malargüe los trabajos de extracción de petróleo mediante el uso de Fracking.

El proceso de evaluación realizado culminó con el dictado de la Resolución 387/18, que autoriza la Estimulación Hidráulica de los pozos ubicados en el área del Puesto Rojas, en Malargüe, se refiere a la extracción en yacimientos no convencionales, pese a los posibles impactos sobre suelo, aire, agua y la población.

Pese a la fuerte oposición social, la empresa El Trébol con la anuencia del Gobierno Provincial, a través de la Subsecretaría de Energía y Minería, Emilio Guiñazú, y el Ministerio de Economía que depende de Martín Kerchner; avanzó con las tareas de preparación (perforaciones, tanques, líneas, etc.) y las estimulaciones propiamente dichas que comenzaron este martes, utilizando millones de litros de agua, pese a que los pronósticos son críticos para este año.

OPINÁ

Compartir