El secretario general de la Asociación Bancaria (AB), Sergio Palazzo, y el vicepresidente primero de ADEBA, Jorge Brito (h), acordaron el viernes un aumento adicional del 5%. La actualización regirá a partir del 1 de julio sobre los salarios de diciembre.

De esta manera, los bancarios son los primeros en conseguir la reapertura de la paritaria por inflación. Los trabajadores del sector, entonces, acumularán una suba del 24,43% en un año.

Los bancarios ya habían tenido una actualización del 4,43% por la “cláusula gatillo” correspondiente a la paritaria del año pasado. Eso se sumó al 15% acordado a principios de este año.

Además, si la inflación de este año supera el 20%, el gremio de Palazzo podrá exigir una nueva actualización por la “cláusula gatillo”. Según el Indec, la inflación acumula el 11,9% hasta mayo.

Los bancarios ya habían logrado un retroactivo de 9.300 pesos en enero y una suma compensatoria de 8.500 pesos en abril. Finalmente, por el Día del Bancario -el 6 de noviembre-, recibirán un bono de entre 26 y 44 mil pesos.

OPINÁ

Compartir