DYN55, BUENOS AIRES 16/08/2017, LA CÚPULA DE LA CGT CONFIRMA EN CONFERENCIA DE PRENSA MOVILIZACIÓN EL PRÓXIMO MARTES, DE ACUERDO A LO ANUNCIADO POR LA PROPIA CENTRAL EN JULIO PASADO, EN REPUDIO A LAS POLÍTICAS ECONÓMICAS DEL GOBIERNO.FOTO:DYN/JAVIER BRUSCO.
 BUENOS AIRES 16/08/2017, LA CÚPULA DE LA CGT CONFIRMA EN CONFERENCIA DE PRENSA MOVILIZACIÓN EL PRÓXIMO MARTES, DE ACUERDO A LO ANUNCIADO POR LA PROPIA CENTRAL EN JULIO PASADO, EN REPUDIO A LAS POLÍTICAS ECONÓMICAS DEL GOBIERNO.FOTO:DYN/JAVIER BRUSCO.

El triunvirato que conduce la Confederación General del Trabajo (CGT) ratificó la movilización convocada para el 22 de agosto próximo, cuya realización había sido puesta en duda antes de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del domingo. La marcha, sin paro general, contra las políticas económicas del gobierno de Cambiemos está prevista para el martes a partir de las 15 en Plaza de Mayo; y se prevé que participarán todos los gremios nucleados en la central obrera, las dos CTAs y diversas organizaciones sociales. Así lo ratificaron los tres secretarios generales de la CGT -Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña-, en una conferencia de prensa que brindaron en la sede de la central obrera de la calle Azopardo 802.

La decisión se tomó tras una reunión del consejo directivo del organismo, que confirmó la convocatoria de un nuevo Comité Central Confederal para después del 20 de septiembre, con el objetivo de evaluar la realización de un paro nacional, según informó la agencia Télam.

La movilización fue convocada hace un mes, en julio pasado, después del violento desalojo a los trabajadores de PepsiCo en la planta de Vicente López. “Toda nuestra solidaridad a nuestros compañeros que han sido reprimidos en este hecho”, planteó entonces Schmid. Tras las elecciones del domingo, que dieron una victoria en buena parte del país a la coalición oficialista, la convocatoria fue puesta en duda por algunos gremios. Andrés Rodríguez, secretario general de UPCN (estatales), admitió que existían “opiniones divergentes” dentro de la central obrera luego de las PASO. “La marcha no es un problema político, nunca fue enfocado así, sino como una exteriorización de una realidad bastante acuciante en vastos sectores de la población”, afirmó ayer.

 

OPINÁ

Compartir