Por primera vez tras conocerse el monto del acuerdo por u$s 50.000 millones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y a casi un mes de su última intervención, el Banco Central reapareció en el mercado y vendió para contener al dólar, que terminó con una baja de seis centavos a $ 26,39 en agencias y bancos de la city porteña, según el promedio de ámbito.com.

En tanto, en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), la divisa se hundió 25 centavos a $ 25,75 como resultado de la intervención del Banco Central, que salió a vender unos u$s 500 millones. El volumen se disparó un 108% hasta las u$s 1.104 millones.

Fue la primera vez que la autoridad monetaria participó de la rueda desde el 15 de mayo, cuando vendió cuales vendió u$s 791 millones para evitar una disparada del tipo de cambio en medio del megavencimiento de Lebac.

El mercado operó a la espera de que la autoridad monetaria defina esta tarde si cambia o no su tasa de política monetaria, la que subió al 40% en mayo pasado en medio de la corrida cambiaria.
Los analistas de Allaria Ledesma, empresa que asesora y administra inversiones de individuos, empresas e instituciones, estimó que no habrá modificación en la tasa. “Creemos que la mantendrá sin cambios, porque la inflación de mayo (se publica este jueves) vendría en torno a 3% mensual”, dijo la consultora financiera.

En la plaza paralela, el blue sube 33 centavos este martes a $ 26,63, según el relevamiento de este medio en cuevas de la city porteña.

El lunes, sin oferta por parte del BCRA ni ventas del Banco Nación, el dólar se disparó sobre el cierre 47 centavos tras el acuerdo alcanzado la semana pasada con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para calmar a los mercados luego de la reciente corrida cambiaria.

Fue en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa trepó 69 centavos y cerró a $ 26 en una jornada con poco volumen de negocios (cayó 22% a u$s 528 millones). Sucedió luego de que el jueves el país obtuvo una línea de crédito “stand by” por u$s 50.000 millones, con un compromiso de una aceleración en la reducción de su déficit fiscal, entre otras medidas.

OPINÁ

Compartir