Aún descontada la inflación, las tasas de interés en Argentina ofrecen rendimientos difíciles de igualar.
Un tuit del experto financiero Gustavo Neffa, de Research for Traders, dejó expuesto el atraso de la Argentina en los estándares financieros internacionales. Según el economista, Argentina es el país que más alta tasa de interés debe pagar a los inversores por sus emisiones de deuda en moneda doméstica.

En su última reunión de política monetaria el Banco Central mantuvo su tasa de referencia del centro de corredor de pases a 7 días en el 27,25% anual. Si bien estos rendimientos son inferiores al 38% anual que se llegó a pagar por las Letras LEBAC de corto plazo entre marzo y mayo de 2016, son extraordinariamente elevados en la comparación global.

Gustavo Neffa

Campeones del mundo antes de empezar el mundial. Tasas de interés:

Argentina: 27.25%
Irán: 18%
Egipto: 16.75%
Nigeria: 14%
Turquía: 8%
Mexico: 7.5%
Rusia: 7.25%
Brasil: 6.5%
Vietnam: 6.25%
India: 6%
Pakistan: 6%
China: 4.35%
(US: 1.75%)#carrytrade

via @spectatorindex

Los elevados intereses en pesos que se pagan en la Argentina en todos los órdenes, por emisiones de deuda pública y privada, pero también en los créditos e incluso plazos fijos, están vinculados a la inflación en torno al 25% anual, también inusual en el mundo.

La Argentina ocupa el séptimo lugar en el ranking mundial de inflación y para que las inversiones financieras en moneda local sean rentables en términos reales, las tasas de interés deben superar dicho umbral.

LOS PAÍSES CON MÁS INFLACIÓN EN 2017

Tras una leve baja de la tasa de interés en enero, la entidad que preside Federico Sturzenegger comunicó la semana pasada que “las estimaciones y los indicadores de alta frecuencia de fuentes estatales y privadas monitoreados por el BCRA indican que la inflación núcleo de marzo se mantendrá en registros elevados”.

Neffa advirtió que “la comparación es en términos nominales, porque además de la tasa de interés, la tasa de inflación tiene que jugar un rol crucial. Pero lo relevante es confrontar la tasa de interés con la de devaluación, y allí se observa el beneficio de las operaciones de carry trade para determinar la tasa de de interés real, más que ganarle a la inflación”.

Las operaciones de carry trade consisten en ingresar dólares al sistema financiero local, para venderlos y con los pesos obtenidos, aprovechar las elevadas tasas en moneda doméstica. Una vez obtenida la ganancia en pesos se vuelve a la posición en dólares, para conservar la ganancia en moneda “dura” .

OPINÁ

Compartir