La decisión de Estados Unidos de mudar su embajada de Tel Aviv a Jerusalén generó una crisis en Israel debido a que Gaza se manifestó en contra de dicho traslado. Las protestas, hasta ahora, ya dejaron un saldo de 52 muertos por disparos del ejército israelí y más de 2.410 heridos, según informó el ministerio de Salud palestino. 200 de los heridos son menores.

En vez de buscar frenar la tensión, el presidente norteamericano, Donald Trump, festejó el traslado de la embajada lo que no hizo más que agregarle nafta al fuego. “Hoy inauguramos oficialmente la embajada de Estados Unidos en Jerusalén. ¡Felicitaciones!”, dijo Trump, para quien Jerusalén es la “verdadera capital de Israel” y “la capital que el pueblo judío estableció en la antigüedad, muy importante”.

 

De los más de 2.400 heridos, hay al menos una treintena que se encuentra en estado de extrema gravedad, 71 tienen consideración grave, unos 800 de gravedad media y cerca de un millar sufrieron heridas leves. Más de 918 de los heridos lo fueron por munición real, cinco por balas recauchutadas, 98 por restos de metralla, 196 por golpes y contusiones y más de 700 fueron atendidos por asfixia por gases lacrimógenos. El Ministerio también denunció que hubo disparos contra periodistas y personal médico, por los que un paramédico murió y dos fueron heridos, informó la agencia de noticias EFE.

La brutal respuesta del ejército israelí ya causó 52 muertes y más de 2.400 heridos.

Las protestas, convocadas por todas las facciones en el marco de la Marcha del Retorno, coincidieron hoy con el traslado de la Embajada de Estados Unidos a Jerusalén y se espera que continúen mañana, día en que los palestinos conmemoran la Nakba (Catástrofe) que para ellos supuso el nacimiento de Israel hace  70 años. Las autoridades sanitarias palestinas han pedido a su contraparte en Egipto que envíen a los hospitales de la Franja de Gaza medicinas y material médico de emergencia, así como equipos médicos especializados en cirugía vascular, ortopedia, anestesia y cuidados intensivos, y han solicitado también se autorice la salida de heridos para ser atendidos en centros especializados en Egipto.

La inauguración de la nueva embajada de los Estados Unidos en Jerusalén.

Según el Ejército israelí, más de 40.000 personas participaron hoy en las protestas cerca de la divisoria y cientos de ellos trataron de asaltar la verja. El Ministerio de Salud palestino acusó a Israel de cometer “una masacre” contra los manifestantes y el ministro, Jawad Awad, hizo un “llamado urgente” a la comunidad internacional para que presione a Israel y que detenga la violencia.

Trump encendió la violencia en Medio Oriente y Hamas promete “infierno en Año Nuevo”

Por otra parte, la policía israelí detuvo al menos a 14 personas en una manifestación celebrada a pocos metros de la nueva sede diplomática, después de reprimirlas haciendo uso de la fuerza y confiscase las banderas palestinas que portaban. “Los manifestantes no se atuvieron a los términos acordados con la Policía. Corearon ‘Alahu Akbar’ (Alá es grande) y la policía les quitó las banderas, catorce manifestantes fueron detenidos en la escena”, informó el portavoz policial, Miki Ronsfeld.

A media tarde, cientos de personas se acercaron a las inmediaciones de la nueva embajada, una minoría para apoyar su traslado desde Tel Aviv, y la mayoría para rechazar lo que consideran la consolidación de “la ocupación de Palestina”.

Fuente: http://www.bigbangnews.com/mundo/52-palestinos-muertos-por-Israel-en-protestas-por-la–mudanza-de-la-embajada-de-Estados-Unidos-a-Jerusalen-20180514-0020.html

OPINÁ

Compartir